Durante el embarazo, puedes enfrentarte a la difícil decisión de amamantar o no a tu bebé recién nacido. Últimamente la lactancia materna encuentra cada vez más partidarios. La decisión de dar el pecho o no sigue siendo, en última instancia, una elección personal que debe hacer cada madre.

 

A continuación, mencionaremos algunas ventajas de dar o no el pecho.

A favor de la lactancia materna:

 

  • La leche materna es el alimento por naturaleza para tu bebé. Es la fuente natural más completa para una dieta equilibrada. La leche materna contiene anticuerpos que protegen a tu bebé de las enfermedades, asimismo, los bebés amamantados suelen tener menos alergias.

 

  • La lactancia materna es cómoda y puede hacerse en cualquier lugar y a cualquier hora del día, es relajante, ayuda a fortalecer la relación madre-hijo. No hay que lavar, esterilizar ni hervir los biberones.

 

  • La leche materna abarata el proceso y es más fácil de digerir que la leche de fórmula.

 

  • La lactancia materna ayuda a que el útero vuelva a su tamaño normal más rápidamente después del parto debido a la liberación de la hormona oxitocina, también protege contra el cáncer de mama a largo plazo.